Drafts, thoughts and poetry

Stage work

Perrxs de reservx

A selection of mad images.

Cáncer

Nos escondemos como fantasmas en la velocidad negra de la noche

Que no nos encuentre la agresividad de la vida

Que no nos halla desprotegidos,

Sin estar preparados para el vértigo.

A mí la vida me sienta mal.

Yo te dibujo entre líneas imaginarias de pintalabios,

Como una figura fauvista,

ignorando la tangente de diferencia entre nuestros ángulos.

No quiero vulgarizar el amor a tu lado.

Pienso,

Y pretendo

Decírtelo sin que lo sepas,

Lo que aun no ha sido,

Superar las expectativas del estereotipo

Pero me faltan los artefactos para no contaminarnos de lo insignificante.

Y allí empezó el miedo.

Fuga en Mí Menor.

Caigo entre continentes de abandono.

El amor de las piedras

Mi conciencia ya no engaña y

El entendimiento me separa aun más.

Y escojo dejar la ecuación de tú más yo sin solucionar.

Purga sentimental, precaución requerida.

Pieza tocada, pieza movida,

Esta vez no volveré a perder nada.

En la primera noche los leones durmieron tranquilos.

Dream sequence

 

Mi padre me besa en la frente

de su nariz sale tierra

tenemos que

tenemos que salvarnos

tenemos que seguir respirando

mis ojos se hacen ríos.

nos vamos a salvar

no lo dejo

grito mudo

agua en todas partes

en el agua muerte.

se derrumban las paredes de nuestra casa

salen manos de los muros

las manos nos estrangulan.

Mama, ¿donde está ahora tu dios? Nos separan de los que hemos sido.

mi papa es inmortal mi papa es inmortal mi papa es inmortal mi papa es inmortal

mama llora, su dios se esconde en un hoyo

tierra

mama se convierte en niña

la tomo en mis brazos y le canto una canción de cuna

lloro

no quiero que me vea llorar

madre, ¿qué hago con todos estos cadáveres?

 

Deadline

No puedo ser parte de esto

Y me aferro a la adrenalina

Proveedora de un espasmo vital.

El cotidiano pasa

acelerado

y en la delicada velocidad del plazo

encuentro calma.

No me quito la vida

Porque no me gusta

No saber cuál es la próxima

Estación.

 

Este poema

Me duele este poema que llevo dentro, llevo dentro y me deja pobre de palabras y vacía

Y me ahoga los epítetos y devora mis noches y me llena de cielo

Y se come mis huesos y me quema los sueños

Me duele este poema mío que tarda demasiado, que ya me ha costado una eternidad y un día.

Expropiada de mis verbos, muda en versos, me quedo sin sentido...

Aquí es donde me tropiezo con mis antítesis y donde yacen las metáforas.

Aquí es donde me hieren los consonantes y donde se disiparon mis hipérbolas

Y mis manos ya no hablan, y mis dedos no gritan, en ideas sin nido, yo me olvido.

Me duele este poema de dentro, anónimo, agonizante, con su infinito descarado

Me duelen las páginas blancas de esta obra sin nacer como un aullido sofocado

Me enloquece con lógica, me hechiza su música y su rima me intimida,

Me aplasta la mística, confiesa mis muertos y cuestiona mi vida.

Y me cose los labios y me hace gigante después de dejarme pequeña

Y me incomoda y me fascina, porque sugiere el significado, pero nunca lo enseña,

Y me ata a su métrica, su matemática me limita y me libera

Me hace más cuerda, me deja con dudas, me perturba y me supera.

Me duelen poemas de otoño, visiones nocturnas y mi ansia de eufemismos

Me duelen los versos que nunca escribí, me duele la tentación de los abismos

Me duele el cielo desierto, mis demonios, y me duelen las alas

Me duele el amor, la siempre agotadora verdad y llorar en palabras.

Me duelen mis jóvenes años, mi cuerpo cansado y mi ignorancia

Me duele esta hibris atroz que me consume con rabia, con ansia

Me duele este poema delatador de mi corazón estridente

Me duele que en mi poema sea yo la que es omnipotente.

 

Primavera

He cortado la cabeza de todos mis amantes. Está bien. Es primavera y sonrío entre los cadáveres.

Con cerberos de plástico y en manos carentes de afecto, el tiempo ya no mueve ningún peón. Yo espero que me esperes.

Quiero morder tu oreja tan fuerte que te la deje ensangrentada,

quiero dibujar cicatrices con mis uñas en tus brazos y lamer tu epidermis hasta despellejarla.

Vamos a causarnos lesiones físicas.

Dejemos la soledad colectiva para determinar el resultado final. Es sólo un pseudo motivo para el tormento existencial.

Mientras tanto los pájaros vuelan para despertarnos envidia.

Quiero golpearte y dejarte el derecho de golpearme también.

No me importa que estás haciendo aquí, cuanto piensas quedarte, ni si te voy a volver a ver.

No me importa si tienes o no tienes, si eres, tratas de serlo o ni siquiera.

No me importa si no te importa, me importa poco.

Durante un momento, siéntate a mi lado.

Durante un momento, no te apresures.

A partir de ahora, podemos empezar a olvidarlo todo.

Ya no pienso en nada.

Ya no pienso en.

Ya no pienso.

Ya no.

Ya.

 

Pre-Okupada

Me preocupo. Me preocupo por todo, por todos,

me preocupo cuando me desocupo y me ocupo con preocuparme..

Me preocupa tener que, hacer que, dejar de.

Me preocupa el tiempo, el paso del tiempo, me preocupa perder lo que queda de todo mi tiempo.

Me preocupa que nunca será mi maldito momento.

Me preocupa un nuevo día y el día que ha pasado sin ser mi día,

me preocupa preocuparme de tantas cosas en si

y sin embargo ya casi nada depende de mi.

Me preocupa acostarme con tantas fantasmas en mi cabeza,

me estresa preocuparme tanto, me preocupan siempre mis sueños,

me preocupan los sueños dentro de sueños,

me preocupa que otros sean dueños de nuestras vidas,

me preocupa acabar la pringada que recoge tus migas .

Me preocupa despertarme sin tener ninguna razón más que un ingenuo ímpetu de seguir adelante,

me preocupa despertarme muy tarde.

Me preocupa mi cuerpo, mi carne

y la arrastro como una carga que me queda muy grande.

Me preocupa no saber suficiente,

me preocupa esforzarme cada vez más, inútilmente,

me preocupa siempre el repente,

me preocupa perder la mente, de nuevo, con un farsante, un fascinante incompetente,

me preocupa volverme demente porque me preocupo extremadamente…

me preocupa la nada, la gente,

me preocupa vivir vanamente, el sentido oculto de todo y todos me dan motivos de preocuparme.

Me preocupa empezar siempre de cero, me preocupa que este mundo sea un inmenso loquero…

Me preocupa donde y cuanto,

yo me preocupo por todo lo alto.

Me preocupa preocuparme tanto,

me preocupa incluso no saber distinguir el perejil de un cilantro,

me preocupa la vida entera como una bruja novata que teme arder en una hoguera,

me preocupa, me preocupa todo,

la libertad de poder hacerlo todo y no hacer nada de ningún modo.

 

Karma sutra

Rabia, rabia como crepitantes espinas en las venas,

Rabia molesta, rabia como punto de ignición en las condiciones perfectas de entorno para la combustión.

Rabia como fase final de la decepción, rabia recurrente,

rabia que aúlla, que te rompe por dentro, rabia que te deja inmóvil de miedo

rabia reincidente, la rabia de haber esperado demasiado,

el intentar hacerlo todo bien, según las normas, tal como queda indicado , pero que salga siempre malo para los otros.

Los otros que como lobos te rastrean, te acosan,

Los otros que te humillan, te hieren, te destrozan,

los otros que te dejan siempre de un lado.

Los otros que en el comienzo siempre parecen ser... otros.

Y tú te armas con energía positiva -neologismo de la fe– en el santo nombre de la ley de atracción.

Y esperas, y esperas, ese giro sumamente merecido de kármica resurrección

Y como en el teatro del absurdo nunca llega, ‘pero mañana seguro que sí´.

Rabia latente, incesante, imprudente, rabia sin opción

Y el silencio exigiendo una solución

Pero la mierda es circular y siempre vuelve.

Amarga rabia de perder cada vez y perderte, rabia que duele,

Rabia como célula madre, dividida indefinidamente...

Y yo desde que estoy en la ciudad, no he gritado

Dicen que lo que no te mata, te dejará más fuerte,

Que las tormentas pasan y todo tiene su significado.

Pero esta rabia no se evapora, se acumula, me convierte,

Y consolido rabia con estas bofetadas en la cara que les llaman ´Mala suerte´.

 

                                                     Los muertos no paran

Madre los muertos no paran de quitarnos a los vivos.

Tierra corre por nuestras venas mientras dios se esconde inservible en un hoyo. El cielo empezó poco a poco a derrumbarse, alguien habrá de enseñarle a Adán el camino de vuelta al paraíso. Ríen cabezas de Gorgones la niña blanca me roba el padre. La muerte cogió mi mano y se impregno en mi piel como una cicatriz que nunca se podrá curar. Me he ahogado en esta vida como un muerto enterrado vivo en el ataúd, sin posibilidad de escapar. Rasqué los trozos de madera, grité sin que nadie me escuche, me quedé sin aire, tragada por la oscuridad. Me he suicidado varias veces en mi mente y difícilmente entré en el juego de la realidad imitando de alguna forma el rumbo de las cosas. Suficientemente para confundirme con los otros. Los otros…

En mi mente viví otras vidas paralelas, tuve otras casas, otro cuerpo, otro corazón más comprensivo. Nací de nuevo después de cada muerte y a veces tengo la impresión que por fin estoy a punto de ser yo misma.

Pero yo siempre perteneceré más a los muertos que a los vivos. Madre, los muertos no paran.

 

La última raya de luz

Decadente, un baile decadente de cuerpos bañados en esplendorosa oscuridad.

Incompetente, soberbia, indiferente, viviendo la vida como un simulacro

La realidad en micro y mis sueños en macro

Vehemente, llama incandescente, me agarro a músicas que cubren la soledad.

Incoherente, ineludible juego de ellos y ellas, cerdos y doncellas,

una exposición de chicas bellas en un inmundo bunker nauseabundo, templo de la nada.

Aquí, persistente, cojeando irreverente, me bebo tres cervezas que me convierten en hada.

Ausente, mi alma impotente en un intercambio intermitente de amores fugaces,

Borrachos rompiendo las paces, adolescentes tenaces, solteros audaces...

Procuro no temerte, silencio mi mente, y me abandono al desconocido.

Embrollado Eros de amartelados sin voz, estoy en tu nido.

Decadente, silencio mi mente, siempre elocuente, y la música sigue;

La presión social del sadismo casual se disminuye con el primer ligue.

Bailo perdida, fierra herida entre gente triste y vacía

Bailo en caída, sometida, bebida en noche eterna sin letanía.

La ciudad está hoy en sótanos estrepitosos, aquí cuelgo mi cruz.

Esta exaltación de animales pronto acabara con la última raya de luz.